Los frutos secos

Los frutos secos son aquellos frutos que tienen menos de un 50 % de agua en su composición natural. Son alimentos de gran aporte calórico y muy energéticos, ricos en grasas, en proteínas y en oligoelementos. Algunos de los más conocidos son las almendras, los anacardos, las avellanas, los cacahuetes, las castañas, los pistachos, las nueces ( de Macadamia y de Pecán), los piñones y las semillas de calabaza y de girasol.

Beneficios:

Los frutos secos aportan diversos benéficos a la salud:

Cantidad recomendada:

La Fundación Española del Corazón aconseja ingerir 50 gramos diarios de frutos secos. Cuanto más cerca esté un alimento de su estado natural más beneficios aportará. Por ello, es aconsejable consumirlos enteros y sin procesar (sin aditivos o sal).

Consumo:

Se pueden consumir y utilizar de diferentes maneras:

  • Naturales.
  • Tostados.
  • Para la repostería: para decorar bizcochos, magdalenas, galletas….
  • En cremas o mantequillas. De está manera aportan más calorías y producen menos saciedad.
  • En harinas. Que además no tienen gluten y por ello son aptas para personas celíacas.

Referencias:

Ivan

About Ivan

Creador y escritor de IvanderBlog. Aficionado de los videojuegos, de las series, del cine, de leer, de cocinar y de escuchar música. Vegano: por los animales y el medio ambiente.

View all posts by Ivan →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *