Reducir el daño al medio ambiente

El medio ambiente es el conjunto de componentes físicos, químicos y biológicos externos con los que interactúan los seres vivos. En él se encuentra todo aquello a lo que llamamos vida: los seres vivos, objetos, agua, suelo, aire y las relaciones entre ellos. Los humanos estamos dañándolo y destruyéndolo poco a poco, además de los factores naturales, sociales y culturales.

En este post encontrarás:

Factores externos que afectan al medio ambiente:

Lo que nosotros podemos hacer:

Podemos hacer una gran cantidad de cosas en nuestro día a día y añadirlas a nuestros hábitos para dañar menos el medio ambiente. Aunque sean cosas y actos muy pequeños, si todos ponemos de nuestra parte y los utilizamos diariamente, podemos conseguir un gran cambio para bien. Ya que lo que queremos es poder seguir viviendo en este fantástico planeta y que las próximas generaciones puedan hacerlo.

Veganismo

El veganismo es una muy buena opción, tanto para ayudar a los animales a salir del sufrimiento que les estamos causando los humanos sin justificación ninguna más que el simple placer del sabor de sus cuerpos, y para dañar menos de una manera significativa el medio ambiente, debidos a varias causas:

  • Las industrias de la carne, de los huevos y de los productos lácteos son responsables del 65% de las emisiones de óxido nitroso del mundo.
  • Los animales usados para el consumo liberan enormes cantidades de metano cuando eructan y se pedorrean.
  • Son uno de los mayores responsables de las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Un porcentaje enorme de las selvas tropicales del mundo y de bosques han sido talados para cultivar los alimentos que se utilizan para alimentar a los animales de las granjas (los cuales podríamos comerlos nosotros y así habría más cantidad de comida en el mundo y menos gente muriéndose de hambre). Por ello, es uno de los mayores causantes de la deforestación.
  • La producción de carne y de otros productos animales requiere una cantidad enorme de energía.
  • Para producir la carne se necesita una cantidad enorme de agua.

La producción de alimentos ocupa el 43% de la tierra del planeta y genera el 26% de las emisiones de gases de efecto invernadero

Transporte

El transporte consume una gran cantidad de energía, es uno de los mayores causantes de las emisiones de gases de efecto invernadero, es responsable de buena parte de la contaminación atmosférica y acústica urbana, y tiene efectos muy serios sobre el paisaje, porque divide los espacios naturales en pequeñas parcelas, con graves consecuencias para animales y plantas.

Pero hay una solución para dañar lo menos posible el medio ambiente a la hora de transportarnos, ya que todo el mundo tiene que moverse por el planeta de una manera u otra, pero siempre hay que intentar elegir la que más beneficiosa sea.

  • Transporte público: de esta manera se puede evitar que muchos automóviles generen dióxido de carbono, ya que en un mismo vehículo pueden trasladarse una gran cantidad de personas a la vez. Además es cómodo y seguro, y lo hay para todas las distancias y trayectos. Para moverte por ciudades o pueblos puedes utilizar los autobuses, el tren o el metro. Para hacer viajes largos, los aviones, el tren o el ave.

  • Caminar: es una opción muy buena y eficaz, ya que no hace falta estar esperando en las paradas ha que venga el medio de transporte en el que se vaya a ir, y además andar es muy bueno para la salud del ser humano. Es recomendable para los tramos de distancias cortas o aquellas que sean considerables. Además, si te aburres mientras vas andando puedes ir con los cascos y escuchar podcasts, música o incluso hablar por teléfono.
  • Bicicleta: beneficia la salud y la condición física de las personas. Además, es una medio de transporte más rápido que caminar, por lo que podemos hacer distancias más largas y llegar más rápido a los sitios. Siempre se puede recurrir también al uso de las bicicletas eléctricas, con las que se puede llegar más rápido a los sitios haciendo menos esfuerzo.

  • Vehículos eléctricos: como dice su nombre en vez de utilizar gasolina su funcionan a través de la energía eléctrica, por lo que su contaminación es menor.
  • Reducir o eliminar el uso del coche: los coches son uno de los mayores causantes de la contaminación. La gente abusa de ellos por la comodidad y la vagueza de moverse por ellos mismos, además de que en la mayoría de las ocasiones los automóviles suelen estar ocupados por una sola persona o dos. Además, ya hemos visto que hay muchas alternativas mucho mejores al uso del coche.

Reducir

Si queremos actuar para salvar el planeta, es necesario empezar a reducir ciertas cosas en nuestro día a día, pero siempre en la medida de lo posible.

  • Reducir el uso del plástico:

El plástico ha inundado nuestra vida: podemos encontrarlo en envases de productos, ingredientes de cosméticos, el textil de la ropa o materiales de construcción.

  • Cambia las bolsas de plástico por otras reutilizables o de papel, carros o cestas.
  • No uses vasos, platos y cubiertos de plástico.
  • Compra tu comida a granel y evita el exceso de envoltorio.
  • Elige envases para el agua, bebidas y líquidos que sean reutilizables, como botellas de vidrio o de aluminio.
  • Evita los productos de limpieza envasados en plástico.

  • Reducir el uso del agua:

El agua es un recurso muy valioso, imprescindible para la vida, y por ello debemos usarlo con responsabilidad, ya que no es inagotable.

  • Ahorra agua en el baño:
    • Cierra el grifo mientras te enjabonas las manos o te lavas los dientes.
    • Dúchate en lugar de bañarte y no gastes mucha agua.
    • No utilizes el agua para jugar.
  • Ahorra agua en la cocina:
    • Descongela los alimentos en el frigorífico o a temperatura ambiente y no bajo agua caliente.
    • Utiliza la lavadora con la carga completa y el programa adecuado.
    • Utiliza el lavavajillas siempre que puedas y a carga completa.
    • No frieges los platos dejando correr el agua; primero enjabona y más tarde aclara.
  • Ahorra agua en el jardín:
    • Diseña un sistema de riego acorde a las necesidades de tu jardín.
    • Diseña correctamente la posición de los aspersores.

  • Reducir el gasto de energía eléctrica:

La energía eléctrica ha revolucionado la vida del hombre y se ha convertido en un servicio vital, pero hay que utilizarla responsablemente y ahorrar en la mayor medida posible, para que las futuras generaciones también puedan disfrutar de los recursos y disminuyan las emisiones contaminantes relacionadas con su uso.

  • Utiliza focos de bajo consumo.
  • Apaga la luz cuando no sea necesaria.
  • Usa la luz natural como medio de iluminación (siempre que puedas).
  • Emplea la lavadora con carga completa.
  • Desconecta los aparatos eléctricos que no estés utilizando.
  • Usa energías alternativas para la producción de electricidad, así como paneles solares o generadores eólicos.
  • Sustituye los aparatos viejos por nuevos, ya que consumen menos energía.
  • Cierra bien la puerta de la nevera y ciérrala rápidamente para que no utilice energía de más.

  • Reducir las compras

No podemos estar siempre comprando cosas que no vanos a utilizar o que le vamos a dar un mínimo uso o incluso ninguno.

  • Compra las cosas que de verdad sean necesarias, como puede ser la comida, la ropa, los muebles de la casa, y todo aquello a lo que le vayas a dar un uso diario o casi.
  • No te dejes llevar por la publicidad muchas veces engañosa ni por las ofertas. Antes de comprar nada analiza bien eso que quieres comprar y los beneficios que vas a sacar comprándola.

Basura

Cada vez generamos más residuos y basura, y esto se está convirtiendo en un gran problema. Desde el momento de la compra hasta cuando tiramos la basura, podemos poner en práctica sencillas medidas que reducen notablemente tanto el volumen como la peligrosidad de nuestros residuos.

  • No tires la basura al suelo, tiraba a la basura y siempre que sea posible recíclalo tirándolo a su contenedor conveniente.
  • Reduce, reutiliza y recicla. Tres aspectos que van en orden de importancia, y que usándolos podemos reducir nuestros residuos y su impacto.

Reutilizar

Reutilizar sirve para evitar tirar la basura o desechar productos o materiales que pueden volver a ser utilizados con los mismos o diferentes fines que tenían al principio. Podemos utilizar la imaginación o nuestros dotes para arreglar las cosas y así no seguir con el ciclo comprar, usar y tirar.

Reciclar

El reciclaje es un proceso cuyo objetivo es convertir desechos en nuevos productos o en materia prima para su utilizarlos posteriormente. De esta manera se reduce el consumo de nueva materia prima, se reduce el uso de energía, la contaminación del aire (a través de la incineración) y del agua (a través de los vertederos), y se disminuyen las emisiones de gases de efecto invernadero.

Aquí tenéis una guía para reciclar creada por Ecoembes, una organización que cuida del medio ambiente a través del reciclaje y el ecodiseño de los envases.Guía de reciclaje con contenedor de residuos orgánicos

Referencias:

Ivan

About Ivan

Creador y escritor de IvanderBlog. Aficionado de los videojuegos, de las series, del cine, de leer, de cocinar y de escuchar música. Vegano: por los animales y el medio ambiente.

View all posts by Ivan →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *