El niño que domó el viento

El niño que domó el viento es una película de drama original de Netflix escrita, dirigida y protagonizada por Chiwetel Ejiofor, basada en hechos reales. Está basada en el libro The Boy Who Harnessed The Wind de William Kamkwamba y Bryan Mealer.

Argumento:

Las familias que dependen de las cosechas y el campo viven pendientes del cielo y de sus radiotransistores, a través de los cuales se informan de la situación del medio ambiente, que puede arrasar o beneficiar sus cultivos.

La familia Kamkwamba vive en una zona rural de la República de Malaui, dónde tienen la posibilidad de tener a dos hijos que tienen la posibilidad de estudiar: Annie quiere ir a la universidad, ya que ya ha terminado lo demás; y William, un niño de 13 años, ha empezado a ir a la escuela.

Debido al mal clima que hace durante los últimos día, las condiciones económicas han empeorado enormemente. Trywell y Agnes, sus padres, se esmeran para sacar adelante a su familia vendiendo su maíz y trabajando durante la mayor parte del día.

Además, el único problema no es el clima y la sequía, sino que muchos miembros de la comunidad deciden vender a una tabacalera sus árboles para obtener dinero rápido, desprotegiendo de esta manera el terreno de la zona de posibles inundaciones.

A esto se le suma la el cierre de fronteras comerciales debido a la inestabilidad provocada por derribo de las Torres Gemelas en Estados Unidos.

Esto genera que la mayor parte de la gente esté en hambruna, y en muchos de los casos puede llegar a ser letal.

Todo esto le ha obligado a dejar la escuela, porque su familia no puede afrontar otro gasto que no sea la comida. Aún así, William, que es muy ingenioso, consigue educarse por su cuenta sin ningúnn tipo de ayuda exterior en la biblioteca de la escuela, a la que acude a escondidas.

Este se inspirará en un libro de ciencias para construir una turbina de viento. Con este molino su familia y la comunidad podrá regar los cultivos, gracias a que una dinamo conectada a una batería le permite reparar una bomba de agua con la que extraer este preciado recurso y poder regar en cualquier época del año, independientemente de la estación o de la prolongación de los periodos de sequía.

Pero para hacerlo, tendrá que pasar por una cantidad de dificultades e improvistos, siendo uno de ellos la chatarra necesaria para crear esta máquina.

Aún así el hará todo lo posible por salvar a su pueblo,  siendo ayudado por su hermana, por sus amigos, por su padre y por la comunidad.

Reparto:

Mi opinión:

Esta película es muy entretenida, emocionante y sobretodo, inspiradora y bonita. Hace que el espectador se pare a reflexionar sobre todo lo que tiene, y que lo empiece a valorarlo dándose cuenta de lo afortunado que es por tenerlo.

Es muy triste en algunas ocasiones ver cómo están sufriendo los habitantes del pueblo, y pensar que esto mismo está ocurriendo en bastantes zonas del mundo. Se puede apreciar cuanto valoran lo que tienen estas personas, ya que para William simple chatarra puede llegar a convertirse en una máquina.

William es muy ingenioso, astuto y curioso. Le gusta aprender por su cuenta, y sobretodo, ayudar a los demás usando sus conocimientos y las cosas que ha aprendido. Además, la película está basada en hechos reales. Cuando pelea con su padre están en las últimas, y se puede apreciar que los dos se quieren mucho, pero que las circunstancias les están haciendo pasarlo muy mal.

Viendo el final de la película y lo que logra el protagonista (sus objetivos y ayudar a la gente), podemos partir y empezar a hacer aquello que siempre hemos querido hacer, aprendiendo y educándonos sobre ello, ya que hoy en día y dónde vivimos es más fácil, ya que tenemos a nuestra disposición todo tipo de libros e internet.

Imágenes:

Tráiler:

Leer más:

El niño que domó el viento

8.5

Valoración

8.5/10

Lo mejor

  • Hace valorar lo que se tiene

Lo peor

  • En algunos puntos tarda mucho en desarrollarse
Ivan

About Ivan

Creador y escritor de IvanderBlog. Aficionado de los videojuegos, de las series, del cine, de leer, de cocinar y de escuchar música. Vegano: por los animales y el medio ambiente.

View all posts by Ivan →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *