Fitness revolucionario: Lecciones ancestrales para una salud salvaje

Fitness revolucionario: Lecciones ancestrales para una salud salvaje

Fitness revolucionario: Lecciones ancestrales para una salud salvaje es un libro de salud, bienestar, alimentación, deporte y actividad física escrito por Marcos Vázquez, creador del blog Fitness revolucionario.

Descripción:

La civilización tiene una relación paradójica con la salud. Por un lado, vivimos ahora más que nunca y tenemos acceso a comodidades impensables hace unas pocas décadas. Por otro lado, las nuevas tecnologías crean nuevos problemas, dando lugar a las enfermedades del progreso, como obesidad, diabetes, cáncer, aterosclerosis y depresión. Vivimos más pero pasamos más tiempo enfermos. Este libro detalla cómo evitar este triste destino.

Entenderás por qué los genes tienen el secreto para deshacerse fácilmente del sobrepeso y conocerás los aspectos del mundo moderno que contribuyen a los trastornos del progreso. Te familiarizarás con las tradiciones de las poblaciones más saludables del planeta y aprenderás a aplicar la sabiduría del pasado para mejorar tu cuerpo en el presente.

En un mundo plagado de mitos y falsas promesas, Fitness Revolucionario ofrece una visión científica y global para eliminar esos kilos de más, pero también para descansar mejor y vivir con más energía. Miles de personas han logrado su objetivo siguiendo los principios que encontrarás en este libro. Es el momento de experimentar una salud salvaje.

Resumen:

Hoy en día estamos acostumbrados a vivir con la máxima comodidad, y además vivimos rodeados de edificios, coches y cosas que son artificiales. Hemos olvidado que nosotros hemos vivido en la naturaleza mucho tiempo. Por ello nuestra salud se ha visto afectada. Para estar saludables, tanto fisicamente como mentalmente, tenemos que tener en cuenta distintos temas: la alimentación, el movimiento, el sueño y la conexión.

Alimentación: antiguamente teníamos que cazar o recolectar la comida, y pasábamos muchas horas preparándola y cocinándola. Todo lo que comíamos procedía de la naturaleza. Hay en día no tenemos que recolectar ni cazar nuestra comida, tenemos la comodidad de ir al supermercado y comprarla. Muchas veces no tenemos ni que cocinarla, ya que ya viene preparada, y lo único que tenemos que hacer es calentarla. A mucha comida que comemos no se le puede llamar comida, ya que está repleta de azúcares, productos químicos, harinas refinadas, colorantes, aceites refinados… Todos esos ingredientes no nos aporta nada bueno a la salud, y causan muchas enfermedades.

Es fácil poder comprar comida saludable en el supermercado, si se sabe como hacerlo. Muchas veces pensamos que algo es saludable por la publicidad engañosa de los alimentos, pero solo fijándote en los ingredientes que contienen dichos alimentos podemos deducir que por muy buenos y ricos que digan que están no nos aportan nada bueno a nuestra salud. La comida saludable (o comida real) suele ser la que viene de la naturaleza (verduras, frutas, legumbres, cereales integrales…). Pero también hay buenos procesados (alimentos congelados, en conserva o en atmósfera protectora). Los ultraprocesados tenemos que eliminarlos de nuestra dieta, aunque ello no significa que teniendo control, podamos comernos alguno alguna vez, pero sabiendo que no nos aportan nada bueno a la salud.

Movimiento:

Antiguamente no parábamos de movernos. Íbamos a cazar, pasábamos horas recolectando y cultivando, en el bosque… Actualmente mucha gente solo duerme, come, se monta en el coche para ir a trabajar, vuelve del trabajo, cena y duerme. Hay otras personas hacen lo mismo pero luego van una hora al gimnasio y se sientan en una máquina ha hacer ejercicios. El segundo ejemplo es mejor que el primero, pero aún así se puede mejorar mucho.

El movimiento y el ejercicio físico son necesarios para una buena salud. Hay que incluir todo tipo de movimientos, y priorizar los que hemos echo siempre: andar, correr, nadar, saltar, arrastrarse, trepar, colgarse… Todos esos los hacíamos en nuestro día a día para sobrevivir. Ir al gimnasio está muy bien, pero es mejor hacer ejercicios al aire libre, priorizar los ejercicios con el propio peso corporal y de hacer ejercicios con material, hacerlo con pesas, mancuernas, gomas…

Sueño:

Todos necesitamos dormir para poder recuperar fuerzas y para un buen funcionamiento de nuestro organismo. Además de dormir lo suficiente, tenemos que dormir bien, es decir, sin levantarnos cada dos por tres. Antiguamente las horas de sueño las marcaba la oscuridad. Cuando oscurezca dormíamos, ya que nuestra vista no está hecha para ver por la noche y en la penumbra. Cuando salía el sol nos despertábamos y empezábamos el día con buen pie. Actualmente pasamos la mayoría de las horas dentro de nuestra casa o trabajo, y las únicas luces que recibimos son las de las lámparas, y las temperaturas a las que estamos son las mismas en invierno (con la calefacción) y en verano (con ventiladores).

El sol nos aporta la vitamina D, que la necesita nuestro organismo y hay mucha gente que tiene deficiencias. Esto ocurre por la poca exposición a la luz del sol. Por ello lo más conveniente es caminar o hacer ejercicio al aire libre para que te de el sol.

Es recomendable utilizar luces tenúes de noche y antes de dormir no estar delante de una pantalla que emita luz azul, ya que ello nos puede provocar no dormir bien. Hay aplicaciones que quitan la luz azul de los dispositivos, como hace Twilight.

Conexión:

Los humanos siempre hemos tenido relaciones sociales, pero hoy en día hay gente que se socializa a través de las redes sociales y de los videojuegos. Esto no quiere decir que no sea bueno, pero también hay que aprender a relacionarse con el mundo de otras maneras. Vivir con soledad puede causar estrés y ansiedad. Es verdad que estar en soledad es bueno para estar contiguo mismo, pero en exceso es malo. Además tenemos que aprender a relacionarnos con las personas que nos aportan algo a nuestra vida. Si la persona con la que relacionas no te aporta nada bueno y no te hace feliz, olvídala.

 

Terrenos que conectar con la naturaleza, y para ello no hay nada mejor que salir a parques, a la montaña, a la playa, a lagos o pantanos…. Hay mucha posibilidades y lugares a los que ir.

Mi opinión:

Este libro es muy entretenido e interesante. Explica de manera sencilla y precisa como mejorar nuestra salud tanto física y mentalmente de una manera sencilla: como hacíamos en el Paleolítico, es decir, alimentándonos de manera correcta. moviéndonos y haciendo ejercicio, descansando bien, y relacionándonos.

El libro te da los pasos que debes seguir y consejos que puedes añadir en tu día a día para mejorar. Además destapa la realidad que hay detrás de muchos mitos que hay hoy en día y que son falsos. Las referencias están  disponibles en la página oficial.

Leer más:

Nota: 10

Ivan
Creador y escritor de IvanderBlog. Aficionado de los videojuegos, de las series, del cine, de leer, de cocinar y de escuchar música. Vegano: por los animales y el medio ambiente.

¿Has olvidado tu contraseña?