Fotografiar comida

La fotografía gastronómica es aquella que trata de capturar de la mejor manera  en una foto todo lo relacionado con la comida (platos, alimentos…), intentando así que resulte atractiva mediante la textura de los alimentos, la luz y la composición del plato.

En esta guía encontrarás:

Aspectos a tomar en cuenta:

  • Haz la foto con el plato recién cocinado y servido, tendrá más brillo, textura y estará mucho más organizado.
  • Puedes ayudarte de fondos neutros para resaltar la textura de la comida y evitar distraciones con el fondo.
  • Haz varias fotos, por lo que no te conformes con solo la primera. Por ello, puedes cambiar de ángulo, cambiar el fondo, los objetos que aparezcan, la luz… Puede ser una buena idea sacar fotos en ráfaga.
  • Puedes incluir movimiento (comida cocinándose, bebidas cayendo…), involucrar las manos y poner cubiertos (tenedores, servilletas, cuchillos, cucharas…).
  • Limpia el fondo antes de sacar las fotos, ya la suciedad hace que las fotos sean menos atractivas.
  • Hay que preparar el plato de comida, por lo que para ello tienes que saber prepararlo y cocinarlo (a menos que lo haga otra persona), Es importante disfrutar de la cocina y una vez preparado el plato y sacadas las fotos, disfrutar comiendo.

Consejos y trucos:

  • Jugar con los ángulos: prueba con distintos tipos de ángulos hasta dar con el que mejor quede, y en el que más se aprecie la comida.
  • Iluminación: una de la cosas más importantes a la hora de sacar las fotos es la iluminación. Los colores son muy importantes, pero también hay queconseguir naturalidad en la fotografía, sin fuertes contrastes y una temperatura de color adecuada. Esto se puede conseguir con la luz natural, que pase a través de una ventana.
  • Enfocar: para aplicar este truco, tienes que tener varios platos preparados, y elegir cual de ellos quieres resaltar. Hay que sacarle una foto a todos ellos, pero el principal (el que queremos destacar) será el que esté en el centro del fondo y el que no desenfocaremos.
  • Evitar los excesos: muchas veces pensamos que cuento más cosas aparezcan en la foto mejor va a quedar, pero no es así. Las pequeñas porciones son más atractivas dentro de la fotografía gastronómica.
  • Agregar elementos: para darle un toque atractivo a la foto podemos añadir  poner el el fondo utensilios de cocina, vajillas, servilletas, y lo que se nos ocurra que pueda quedar bien con el palto y sus colores.
  • El fondo: puedes hacer la foto en distintos fondos, así como la encimara de la cocina, la mesa del comedor o el suelo de tu casa. Siempre hay que buscar que el fondo quede bien con el plato del que vayas a sacar la foto.
  • Creatividad: sé creativo y busca diferentes fondos y objetos que añadir al plato.

Cómo sacar las fotos:

Puedes sacar las fotos con una cámara o con tu propio móvil. Tú decides con que hacerlo. En algunas ocasiones puedes editar las fotos para aumentar su brillo o para añadir efectos de desenfoque, pero suele quedar más natural sin añadir ningún filtro.