Vengadores: Endgame

Vengadores: Endgame

Vengadores: Endgame (Avengers: Endgame) es una película de superhéroes,  acción y ciencia-ficción basada en el grupo Los Vengadores de Marvel Comics, producida por Marvel Studios y distribuida por Walt Disney Studios Motion Pictures. Es la secuela de Vengadores: Infinity War (2018), y una continuación de Los Vengadores (2012) y Vengadores: Era de Ultron (2015), siendo la vigesimosegunda película del Universo cinematográfico de Marvel (MCU, por sus siglas en inglés).

Está dirigida por Anthony y Joe Russo, con un guion escrito por el equipo conformado por Christopher Markus y Stephen McFeely, y contando con la aparición de múltiples actores de películas anteriores del MCU.

Argumento:

Thanos ha ocasionado que la mitad de la vida en el universo se desintegre y muera (después de los devastadores eventos ocurridos en Vengadores: Infinity War).

Iron Man vaga en soledad junto a Nebula en una nave lejos de la Tierra. Capitana Marvel rescata a Nebula y a Tony Stark, que están perdidos en el espacio exterior en la nave Milano de Quill, después de su batalla contra Thanos en el planeta Títan.

Una vez llevados a la Tierra, Capitana Marvel los lleva al complejo de los Vengadores, donde los esperan Natasha Romanoff, Bruce Banner, Steven Rogers, Rocket, Thor, Pepper Potts y James Rhodes.

Mientras Stark se recupera, el resto de los Vengadores localizan a Thanos en un planeta no muy lejano. Por ello, deciden enfrentarse a él para poder recuperar así las Gemas del Infinito, pero Thanos les dice que ha destruido las gemas para evitar que fueran usadas nuevamente. Thor, le decapita dejándose llevar por su furia.

Cinco años después, cada vengador ha intentado seguir su vida con distintas ocupaciones. Scott Lang, que había ingresado al Reino Cuántico segundos antes del chasquido de dedos de Thanos, regresa gracias a un hecho que una rata activa el mecanismo para su regreso. Cuando Lang comprende lo que ha ocurrido, busca y encuentra a su hija Cassie (ahora adolescente), y luego se dirige al complejo de los Vengadores, donde encuentra a Steven y Natasha.

Allí les explica que cree que el Reino Cuántico puede permitirles viajar en el tiempo, y de esta manera poder recoger todas las Gemas del Infinito antes de que Thanos lo hiciese. El único problema que le ven es que no saben como hacerlo para que salga bien. Por ello deciden intentar convencer a Stark de que les ayude a poder viajar en el tiempo. Al principio Tony rechaza la idea por miedo a perder a su familia, pero finalmente decide trabajar (por toda la gente muerta)  con Banner para diseñando un dispositivo para estabilizar el viaje.

Natasha viaja a Tokio en busca de Clint Barton, que se ha convertido en un despiadado vigilante consumido por el dolor de haber perdido a su familia, y lo convence de regresar con ella al complejo de los Vengadores, diciéndole que hay esperanza de recuperar a quienes desaparecieron. Mientras tanto, Banner y Rocket reclutan a Thor, que es ahora un borracho con sobrepeso que vive en Nuevo Asgard, un pueblo fundado por los asgardianos que sobrevivieron.

Los Vengadores se dividen en equipos para completar la misión. Cada uno de estos equipos viaja a una época y lugar diferente, donde saben que están las Gemas del Infinito. Pero esto no será fácil, ya que tendrán que lidiar con los malos momentos del pasado, la gente que había, y los obstáculos inesperados que se interpondrán en su camino. Además de que el Thanos del pasado se entera de que los Vengadores han ido atrás en el tiempo para intentar detenerle. Por ello, decide atacarles con todo lo que tiene, pero los Vengadores no se quedarán de brazos cruzados sin hacer nada.

Reparto:

Mi opinión:

Esta película es muy entretenida, emocionante y graciosa. Pero hay algo que cambia a lo que la mayoría de personas se esperaban de la película, y es que no es en absoluto una película épica de tres horas, sino una historia de ligeras y divertidísimas aventuras que sólo llega a alcanzar la parte épica cuando se cierran todas la tramas que habían.

Eso sí, la parte más épica de la película, que es cuando llega la parte final de la película y empieza la verdadera acción, está repleta de combate y de tensión constante. Además, es en este punto cuando se reunen no solo todos los Vengadores, sino todos los personas que se han  ido conociendo a lo largo del Universo Cinematográfico de Marvel.

Esto no quiere decir que no haya acción aparte de ese punto de película, pero si quiere decir que el momento que todos esperábamos con muchas ganas es el del final, pero aún deseándolo todo lo que viene antes mantiene entretenido al espectador y enganchado a la película con el interés de saber que es lo que va a pasar.

Otro punto que comentar es que se adentra mucho dentro de las vidas de cada uno de los Vengadores, llegando a conocer un poco más sobre su pasado y sobre su presente (su vida junto con su familia).

A lo largo de esta entrega hay muchas partes graciosas (algunas más y otra menos), que hacen reír mogollón. Esto sobre todo puede darse en situaciones en las que Thor está gordo, jugando al Fortnite, y comiendo y bebiendo sin parar. O cuando Ant Man tiene envidia de Hulk porque es más famoso que él y los niños quieren fotos con él.

La única cosa que no me ha gustado ha sido que Thor no haya tenido mucha importancia en la película, y el que le hayan dado el papel de un personaje irrelevante. Aunque por otra parte también es muy gracioso. Además, es impresionante cuando Capitán América consigue levantar el Martillo de Thor.

En conclusión, es la última película de esta saga de Los Vengadores, y la termina de la manera más épica posible, mezclando con el humor.

Imágenes:

Tráiler:

Carteles:

Leer más:

Ivan
Creador y escritor de IvanderBlog. Aficionado de los videojuegos, de las series, del cine, de leer, de cocinar y de escuchar música. Vegano: por los animales y el medio ambiente.

Lost Password