El alquimista

El alquimista

El alquimista es una novela de autoayuda y aventura escrita por Paulo Coelho y publicado en 1988. Cuando una persona desea realmente algo, el Universo entero conspira para que pueda realizar su sueño. Basta con aprender a escuchar los dictados del corazón y a descifrar el lenguaje que está más allá de las palabras. El Alquimista relata la historia de Santiago, un joven pastor andaluz que viaja desde su tierra natal hacia el desierto egipcio en busca de un tesoro oculto en las pirámides. Nadie sabe lo que contiene el tesoro, ni si Santiago será capaz de superar los obstáculos del camino. Pero lo que comienza como un viaje en busca de riquezas se convierte en un descubrimiento del tesoro interior.

Descripción

El Alquimista relata las aventuras de Santiago, un joven pastor andaluz que un día abandona su rebaño para ir en busca de una quimera. Un enriquecedor viaje por las arenas del desierto que recrea un símbolo hermoso y revelador de la vida, el hombre y sus sueños más profundos. Considerado ya un clásico de nuestros días.

Argumento

Santiago es un joven pastor de Andalucía que pasea por las llanuras contemplando la naturaleza. Este tiene un repetido sueño mientras descansa con sus ovejas en un pasto, por lo que decide acudir a una gitana para que le interprete el sueño. Después de quedar descontento con la respuesta que recibe, se sienta en un banco de la plaza a leer un libro y conoce a un anciano que dice ser el rey de Salem. Tras tener una conversación con él, en la que le deja claro que es alguien muy especial, Santiago decide emprender un viaje por el norte de África en busca de un tesoro (que aparece en su sueño). En su camino conocerá a un sinfín de personas que, cómo él, buscan su propia Leyenda Personal.

Cuando llega a una ciudad del norte de África, decide buscar a alguien que lo lleve a las pirámides. En un bar conoce a un hombre al que confía su dinero y acaba perdiéndolo todo, porque resulta ser un ladrón. El muchacho, desolado y completamente indignado, decide buscar dinero para regresar a España con sus ovejas. Al encontrase con un vendedor de vidrios le pide trabajar para él, y de esta manera hace que mejore su negocio y consigue el dinero para regresar a España y comprar ovejas, pero lo que quiere es ver realizada su Leyenda Personal, razón por la cual se embarca en una caravana que lo lleva hasta Egipto, exactamente a un oasis. Durante su viaje conoce a un estudiante de alquimia inglés cuyo sueño es transformar el metal en oro; con él, aprende el idioma del desierto, es decir, el idioma del mundo, compuesto de señales.

Durante el trayecto a Egipto se desata una guerra de clanes en el desierto. Cuando llega al oasis ve que es un sitio maravilloso, y allí conoce a una chica llamada Fátima, de quien se enamora.

Un día decide dar una vuelta por el desierto y pasear por los alrededores del oasis. De repente, cuando decide descansar, recibe una señal en la forma del idioma del mundo: ve dos gavilanes enfrentándose y, como un espejismo, un ejército. Se lo comunica al jefe del oasis y, seguidamente, dicho jefe se prepara. El ejército efectivamente asalta el oasis, pero consiguen ganar, que ya estaban advertidos.

Otro día, paseando por el oasis, conoce a un alquimista, quien lo pone a prueba para saber si en realidad conoce el idioma del mundo, y después de comprobarlo le cuenta que le ayudará a realizar su Leyenda Personal. El muchacho ya había conocido el amor por Fátima y no quería dejarla; al principio dice que no podría continuar buscando su tesoro debido a su amor, pero recuerda que ella le había dicho que toda mujer del desierto debe esperar a su hombre hasta que vuelva. Y es por esto por lo que acepta su ayuda.

Los dos viajan por el desierto durante varias semanas, pensando en un posible asalto de los miembros de la guerras de clanes. Al pasar por un campamento, unos hombres les para acusándoles de ser espías. El alquimista les explica que solamente viajan para encontrar la Piedra Filosofal, y que el muchacho es un alquimista que puede transformarse en viento. Después de entregarle su oro, el general del campamento accede a dejarle tres días para que se transforme en viento.

El muchacho comienza a hablar con el desierto mediante el idioma del mundo; este le explica que no tiene poder suficiente para transformarlo en viento y que tiene que hablar con él. Éste también le explica lo mismo y le indica que debe hablar con el sol. El sol, avergonzado de no poder transformarlo, le dice que hable con la Mano que lo escribió todo, y el muchacho, reflexionando, llega a la conclusión de que ni el desierto, ni el viento, ni el sol sabían lo que era el amor, porque el amor no es estar parado como el desierto, ni recorrer el mundo como el viento, ni verlo todo desde lejos, como el sol. El amor es la fuerza que transforma y mejora el Alma del Mundo. Después de esto el muchacho comprende todo, se sumerge en el Alma del Mundo y ve que es parte del Alma de Dios, y que esta última es su propia alma. Y que puede, por lo tanto, realizar milagros. Por eso se convierte en viento y el general lo deja marchar junto a su maestro.

Pronto llegan a un monasterio, donde el alquimista le enseña cómo se transforma el metal en oro. Seguido, el alquimista le dice al muchacho que de ahí en adelante debe seguir él solo y que solo le faltaban tres horas. El muchacho camina tres horas por el desierto hasta que finalmente llega a las pirámides de Egipto, su sueño. Una vez allí empieza a cavar en busca de su tesoro. De repente, se acercan a él unos asaltantes y le dan una paliza. El muchacho, tendido en el suelo, les cuenta su sueño y todo lo que había pasado. Uno de los asaltantes, antes de irse, le cuenta que él también había tenido un sueño repetido, en el que se encontraba en una iglesia abandonada de España y encontraba un tesoro, pero que él no era lo suficientemente tonto como para cruzar el desierto por un sueño repetido. Ahora el muchacho había encontrado su tesoro.

Con el último pedazo de oro que el alquimista le había dejado, vuelve a España, al lugar donde una vez había tenido ese sueño, comienza a cavar y encuentra el tesoro. Seguidamente piensa que debía darle una décima parte a la gitana como lo había prometido y después podría volver con su amada, Fátima.

Mi opinión

Este libro es muy entretenido, pero sobretodo, muestra al lector de manera sencilla un potente mensaje, que lo cuenta a través de una corta aventura en la que el protagonista viaja a través de varios lugares del mundo por los que va conociendo a diferentes personas que le ayudan a conseguir su objetivo.

A lo largo del libro se pueden encontrar y sacar deslumbrantes frases optimistas y reveladoras sobre la vida. Transmite muchos mensajes de superación, y nos enseña a como a veces hace falta arriesgarnos a hacer cosas para alcanzar lo que queremos. Es un libro que realmente encierra profundas enseñanzas y lecciones de vida. Encierra verdades universales muy bien planteadas de forma sencilla para hacerla fácil de entender. Utilizando un lenguaje sencillo y que todo el mundo puede entender, transmite muy bien un mensaje que todas las personas tendríamos que saber, una realidad aplicable en nuestro día a día, que puede suponer un cambio en la vida de muchas personas. Un libro que es recomendable leer con calma, y en algunos casos, leer la misma frase o capítulo varias veces, para así poder reflexionar.

El final del libro abusa un poco de la imaginación, pero es de esta manera como logra transmitir los mensajes de la manera más sencilla posible al lector. Igualmente, y el único aspecto negativo que le veo al libro es que en algunas partes de la historia hablan de cosas fantásticas que le quitan un poco de realismo a la trama.

Información

Autor: Paulo Coelho
Editorial: Editorial Planeta
Número de páginas: 192

Ivan
Creador y escritor de IvanderBlog. Aficionado de los videojuegos, de las series, del cine, de leer, de cocinar y de escuchar música. Vegano: por los animales y el medio ambiente.

¿Has olvidado tu contraseña?