Razones por las que Naruto puede resultar “mejor” que Dragon Ball

Razones por las que Naruto puede resultar “mejor” que Dragon Ball

Naruto y Dragon Ball se han convertido en dos serie de manga y anime muy queridas por muchas personas, y han logrado toda una comnidad alrededor de ellas: camisetas, figuras, tatuajes, eventos… De hecho, ambas series se sitúan en los primeros puestos de los mangas más vendidos de toda la historia, colocándose Naruto en el primer puesto, y Dragon Ball un lugar por debajo. No obstante, a pesar de que Naruto haya logrado superar a su predecesor, lo cierto es que Dragon Ball siempre se ha situado como el manga-anime que ha servido de inspiración al resto de series desde entonces. Algo que ha afectado a los creadores de One Piece, Fairy Tail, Bleach, y, por supuesto, Naruto.

No obstante, y aunque las series continúan emitiéndose a día de hoy (Naruto con una nueva historia basada en su hijo Boruto, como personaje principal, y Dragon Boll con Dragon Ball Heroes, depués de haber finalizado Dragon Ball Super), lo cierto es que  el hecho de que Dragon Ball saliera antes que muchos otros manga-anime ha hecho que estos pudieran fijarse en sus fallos y corregirlos.

Estas son algunas de las razones por las que Naruto puede resultar “mejor” y más atractiva que Dragon Ball para muchas personas, aunque siempre depende de los gustos de cada persona.

Las peleas son más estratégicas e inteligentes

En el caso de Dragon Ball, las peleas de la serie destacan únicamente por la diferencia de poder, algo que nos ha dejado en numerosas ocasiones con todo tipo de transformaciones, solo para que los protagonistas pudieran derrotar a su adversario mediante la fuerza bruta. Y a pesar del imponente aspecto visual que tenían estos enfrentamientos y las destrucciones que causaban, solo se emplea la fuerza sin ningún tipo de estrategia. En cambio, en Naruto, los vencedores no se miden por la superioridad de fuerza. Sus enfrentamientos son, en gran medida, una lucha de inteligencia, donde la astucia suele ser la responsable de la victoria. Lo que nos ha dejado con personajes tan populares como Shikamaru, cuyas técnicas no eran demasiado poderosas pero que sabía cómo aprovechar cada situación en su favor. 

Naruto nunca ha dejado apartado a otro personaje

En el caso de Dragon Ball hemos podido ver aparecer y desaparecer a multitud de personajes que dejaban de ser relevantes poco después de su primer arco. Uno de los más recordados es Launch, de quien dejó de saberse nada poco después de la llegada de los saiyans a la serie. Y este es otro de los errores que Naruto ha intentado evitar por cualquier medio. Además, a pesar del protagonismo de Naruto y Sasuke en la historia, esta serie ha demostrado que se puede dar protagonismo al resto de personajes sin ningún problema, habiendo diversos episodios centrados únicamente para ellos. Es algo que Dragon Ball continúa pasando por alto, ya que hay poca relevancia más allá de Goku y el resto de saiyans.

Hollywood todavía no ha estropeado Naruto

Es una de las cosas de la que la mayoría de fans de Dragon Ball prefiere no hablar y hacer como que no existe. Este es el caso de la desastrosa película de acción real Dragon Ball Evolution, una cochambrosa superproducción con la que ni siquiera el propio Toriyama estaba de acuerdo en el momento en que la vio por primera vez.

Naruto nunca tuvo a un infante como personaje principal

Tanto Naruto como Dragon Ball nos dejaron conocer a sus protagonistas en una edad muy temprana. Sin embargo, eran personajes con los que uno se podía sentir identificado, cada cual a su manera, y que presentaban unas historias de superación que encajaban muy bien en las series. Sin embargo, en el caso de Dragon Ball Z las cosas cambian, ya que tenemos a Gohan como protagonista, cuando no tiene más de cuatro años. Una edad a la que ni tan siquiera sabe leer, y tanto su padre como sus amigos ya están empeñados en que debe comenzar con un entrenamiento exhaustivo. Por lo tanto, no es de extrañar que cuando Piccolo empezase a entrenar a Gohan, el pobre se pasara la mayoría de estas sesiones llorando. Un trauma que parece que todavía sigue arrastrando y que podría haber influido en su decisión por abandonar los combates.

Naruto mantuvo un tono y un género de forma consistente

El hecho de que Toriyama no crease Dragon Ball como un proyecto a largo plazo ha hecho que la serie variara con cada nueva trama o arco. Y lo que en ocasiones se trataba de una historia centrada en la fantasía, fue derivando hasta una serie donde solo importaban las luchas y vencer a enemigos cada vez más terribles. Y en algunas ocasiones, hasta nos hizo soltar más de una lágrima con la muerte de un gran número de personajes principales. Sin embargo, en el caso de Naruto, la serie siempre se ha mantenido más o menos fiel a su esencia. Lo que significa que quienes empezaran la serie desde sus inicios no se sorprenderían al ver cómo ha ido evolucionando.

Naruto nunca tuvo que echar mano de la manipulación temporal

La saga de los Androides de Dragon Ball introdujo el viaje temporal en la serie. Y a pesar de que esta es una de las sagas más recordadas, también introdujo numerosos fallos en la trama, que nos hacía preguntarnos por qué no usar el viaje temporal para solucionar otros conflictos. Por otra parte, en este arco también asistimos a la presentación de la Cámara del Tiempo Hiperbólica, que hacía que este discurriera mucho más lento en su interior y servía como perfecto escenario para los entrenamientos de Goku y compañía.

Las batallas eran más sangrientas y se sentían más peligrosas e impactantes

Aunque en Dragon Ball también hemos recibido nuestra ración de sangre, lo cierto es que en el caso de Naruto nos encontramos ante un estrato más realista, ya que, cuando cualquiera de los personajes de la serie combatía y recibía algún tipo de herida, podíamos ver como esto le perjudicaba a la hora de seguir combatiendo. Algo que Dragon Ball siempre ha pasado por alto. De hecho, no hace falta más que fijarse en el combate de Nappa contra Ten Shin Han, cuando el primero le arrancó su brazo al segundo para que continuara presentando batalla sin ningún problema.

Los personajes de Naruto realmente influyeron en el devenir de su mundo

Naruto termina con el mundo en paz. De hecho, la serie concluye mostrando como las viejas generaciones de ninjas dan paso a los más jóvenes, que logran cambiar el mundo a través de la tecnología. Algo que se puede apreciar en el cambio y remodelación completa de los escenarios, que terminan dejándonos con la visión de enormes rascacielos. En cambio, en Dragon Ball parece que la multitud de ocasiones en las que Goku ha salvado a la humanidad no han cambiado nada. De hecho, ni tan siquiera se le ha reconocido nunca ninguna de sus victorias. Incluso Satán sigue estando considerado como el más fuerte del planeta. Algo que lleva a pensar que, a diferencia de Naruto, es como si Goku y compañía ni siquiera existieran en su mundo.

Las mujeres tienen más importancia

Este es un punto que prácticamente no necesita explicación. Es cierto que sin Bulma y sus inventos nada habría sido igual en Dragon Ball. Sin embargo, ¿cuántos más personajes femeninos interesantes presenta la serie? En varias ocasiones parecía que Dragon Ball iba a dar paso a distintas mujeres con su propia historia detrás y con fuerza en el argumento de la trama. Sin embargo, Dragon Ball siempre ha logrado decepcionarnos en este punto. De hecho, uno de los casos más injustos lo encontramos en Videl, que empezó siendo un personaje de lo más interesante pero que poco a poco fue decayendo hasta ser una de las grandes olvidadas de la serie. En Naruto, por el contrario, encontramos un elenco femenino de lo más variado y con grandes mujeres en todo tipo de puestos de poder. Algunos ejemplos son Tsunade, Mei Terumi, o Kurotsuchi.

Naruto tenía una meta y un final con sentido

En el caso de Goku, su objetivo es hacerse más y más fuerte, y para conseguirlo solo piensa en entrenar y pelear lo máximo que pueda. En al caso de Naruto, a lo largo de toda la serie siempre a tenido los mismos objetivos.

El personaje principal es más cercano

Naruto es un personaje que destaca por los amigos que presenta y las relaciones que ha ido estableciendo a lo largo de su vida. De hecho, lo que ha llevado a que este personaje sea uno de los más queridos son las dificultades que tuvo que superar en su infancia y la forma de resolverlas y salir adelante. En cambio, en el caso de Goku, dejando de lado que pueda ser muchas cosas, como uno de los guerreros más poderosos que existen, hay otras cosas que no es. Como, por ejemplo, un buen padre, un buen marido o un buen amigo. Lo único por lo que siempre se ha preocupado Goku es por encontrar rivales fuertes contra los que combatir, algo que le llevó a abandonar a su familia y a dejar que Piccolo se encargase de entrenar a Gohan.

Ivan
Creador y escritor de IvanderBlog. Aficionado de los videojuegos, de las series, del cine, de leer, de cocinar y de escuchar música. Vegano: por los animales y el medio ambiente.

¿Has olvidado tu contraseña?